lucia.rey
|
Escuela secundaria
|

20 ejemplos de deícticos de tiempo

  • Respuesta verificada

    0

    inesa

    Los deícticos son palabras que adquieren significado en relación a lo expresado, y dejan de tener sentido fuera del contexto. Los distintos tipos de deícticos pueden señalar o referir a una persona, un lugar, un objeto o un momento particular.

    Se emplean, tanto de manera escrita para referirse a algo mencionado previamente, como de manera oral apelando a un gesto para que la palabra tenga sentido (como señalar con la mano).

    Por ejemplo: “Sí, lo dejé sobre su escritorio”. Esta frase fuera de contexto no tiene sentido. No se comprende quién fue el que dejó qué cosa en el escritorio de otra persona. En cambio, la misma frase puesta en su contexto sí tiene sentido: la maestra le preguntó a Ana si había terminado su examen y Ana respondió “Sí, lo dejé sobre su escritorio”.

    Los deícticos de tiempo son adverbios de tiempo o frases adverbiales que refieren a un momento particular:

    • Ella me dijo que vendrá mañana.
    • El festejo comenzó tarde.
    • Todavía no sé a qué hora es.
    • Sí, recién terminaron.
    • Creo que anoche fue que encontraron la llave.
    • Mientras esté soleado, no se suspende.
    • Jamás pensé que sería tan divertido.
    • Él estima que aún tardará un buen rato.
    • Seguro que ya llegó.
    • Por lo que dijo anteriormente, entiendo que es importante.
    • Ella dijo que lo retirará ahora.
    • Entretanto iré a dar una vuelta.
    • Se lo anunciará luego.
    • Más tarde podremos ir.
    • Mientras estés trabajando, iré al mercado.
    • Ya casi termino, en seguida te llamo.
    • Recién llegó la pizza.
    • Todavía no conviene cambiarlo.
    • Si te parece, podemos ir hoy.
    • Ellos se fueron un rato antes.

    Gracias

    Marcada como correcta

¿Todavía tienes más preguntas?