lucia.rey
|
Escuela primaria
|

Cuentos cortos con conectores lógicos

  • Respuesta verificada

    0

    natalia_r

    Los conectores lógicos son aquellas palabras o expresiones que se utilizan para vincular las diferentes ideas en una oración, un párrafo o un texto. Su función es otorgarle fluidez y claridad al mensaje, dado que establecen un orden lógico entre los enunciados y evitan que las oraciones queden aisladas unas de otras.

    Existen distintos tipos de conectores: los aditivos, los adversativos, los causales, los consecutivos, los comparativos, los temporales, los opositivos y los reformulativos, entre los de uso más frecuente.

    La búsqueda

    Gael era un chico que vivía en un pueblo de pocos habitantes. Así, la mayoría de las personas que habitaban allí se conocían entre sí, y además él tenía muchísimos amigos en el barrio. Su familia estaba compuesta por su madre, su padre, su hermano y su gato Jacinto, que era su fiel compañero de aventuras.

    Jacinto acostumbraba salir por el barrio a pasear y luego volver a casa, pero un día salió y, aunque Gael lo esperó toda la noche, el gato nunca regresó.

    Por lo tanto, a la mañana siguiente, Gael decidió organizar una búsqueda con sus amigos para poder encontrar a su compañero felino. En primer lugar, le pidió a su hermano que se quedara montando guardia en la puerta de la casa por si a Jacinto se le ocurría volver por su cuenta. Además, habló con sus amigos del barrio y organizó dos brigadas para salir a recorrer las calles. Por un lado, la brigada A recorrería la zona sur del pueblo, mientras que la brigada B, por su parte, se ocuparía de la zona norte.

    De este modo, buscaron y rebuscaron por todo el pueblo. Si bien la búsqueda fue exhaustiva, no lograron hallar al gato por ninguna parte. Es más: se convencieron de que el animal no estaba en el pueblo, puesto que habían revisado cada uno de los rincones de ese lugar que conocían como las palmas de sus manos.

    Por consiguiente, Gael volvió a su casa triste y desesperanzado. Su hermano se había quedado parado en la puerta de calle y tampoco había visto regresar a Jacinto. En consecuencia, ya no quedaba nada para hacer.

    El joven se fue a su habitación y se echó en su cama a llorar por la pérdida de su amigo. Inmediatamente, oyó que algo se movía dentro de su armario, entre su ropa de invierno. ¡Jacinto! El animal salió muy tranquilo de su escondite, ¡es decir que nunca había salido de la casa en primer término! Así pues, Gael se reencontró con amigo felino y, a pesar de haberse preocupado tanto y de haber organizado una búsqueda infructuosa por todo el pueblo, no pudo sentirse más feliz.

    Gracias

    Marcada como correcta

¿Todavía tienes más preguntas?