emilioa
|
Escuela primaria
|

Diferencias de la teoria de Lamarck y la teoria de Darwin.

  • Respuesta verificada

    0

    ignacio_m

    El francés Jean Baptiste Lamarck (1744-1829) y el inglés Charles Darwin (1809-1882) fueron naturalistas que plantearon sus respectivas teorías acerca del origen de las especies de seres vivos. Ambos sostenían que los seres vivos evolucionan, es decir, que cambian a lo largo del tiempo, aumentando su complejidad y diversidad, de manera que unas especies se originan a partir de otras. Sin embargo, cada uno ofrecía una explicación distinta acerca de cómo ocurría este fenómeno.

    La teoría de Lamarck respecto de la evolución de las especies se puede resumir en los siguientes puntos:

    • Los seres vivos tenían la capacidad de cambiar para adaptarse a las condiciones del ambiente y sobrevivir. Esa adaptación del individuo al nuevo ambiente ocurría a través de cambios en su cuerpo, según la utilidad que le brindaban: los órganos que el individuo usaba más frecuentemente aumentaban de tamaño y funcionaban con mayor eficacia, mientras que los órganos que quedaban en desuso se atrofiaban.
    • Las características adquiridas por un individuo a lo largo de su vida podían transmitirse a su descendencia, ese decir, que los cambios que se producían en él pasaban a sus hijos.

    Darwin propuso una teoría de la evolución diferente a la de Lamarck. Sus ideas se pueden resumir en los siguientes puntos:

    • Las transformaciones de los seres vivos son posibles porque para cada característica de una especie existen diferentes variantes que son hereditarias. Por lo tanto, para Darwin un individuo no adquiere características y después las transmite, como sostenía Lamarck, sino que estas se encuentran presentes entre los miembros de una especie, pero no siempre se manifiestan o no siempre se manifiestan de la misma manera.
    • Frente a las modificaciones del ambiente, alguna de esas variantes resulta más ventajosa que la otra para sobrevivir. De este modo, los miembros de una especie en los que se manifiesta esa característica tienen mayor posibilidad de sobrevivir que los que no la tienen. Por lo tanto, es el ambiente el que determina los cambios en los seres vivos y no el individuo (a partir del uso y desuso de sus órganos), como afirmaba Lamarck.
    • Los individuos de una especie que habitan un mismo ambiente en una misma época se reproducen entre sí y engendran organismos similares. Como consecuencia, la mayor parte de los individuos de un mismo grupo tendrá características similares a las de sus progenitores.
    • Con el paso del tiempo, un grupo de individuos de una especie inicialmente emparentado con otro grupo de individuos pueden llegar a ser muy distintos y, de este modo, dar lugar a especies diferentes.

    Para comprender mejor la diferencia entre la teoría de Lamarck y la de Darwin se puede analizar el caso del cuello de las jirafas. En la época en que vivieron estos naturalistas, se conocían fósiles de jirafas de cuello corto. Lamarck y, más tarde, Darwin explicaron, según sus respectivas teorías de la evolución, cómo las jirafas actuales llegaron a tener el cuello largo.

    Lamarck explicaba este hecho de la siguiente manera:

    1. Las jirafas debían estirar el cuello para comer las hojas de las ramas más altas de los árboles.
    2. Este hábito reiterado fue la causa de que el cuello se alargara.
    3. Las jirafas de cuello más largo transmitieron esa característica a sus descendientes (dado que, según sostenía Lamarck, las características adquiridas durante la vida son heredables).
    4. Los descendientes, a su vez, adquirieron un largo mayor que el de sus progenitores, debido a que tuvieron que estirar más el cuello para alcanzar el alimento en ramas aún más altas.
    5. El proceso continuó hasta que las jirafas alcanzaron la longitud que tienen actualmente en sus cuellos.

    Darwin explicaba este hecho de la siguiente manera:

    1. Hubo una población de jirafas que presentaba distintas variantes en relación con el largo del cuello.
    2. Las jirafas de cuello más largo obtenían más alimento y tenían mayores posibilidades de sobrevivir y dejar una descendencia con características similares. Por lo tanto, nacían más individuos con el cuello largo que con el cuello corto.
    3. Los descendientes de cuello largo tenían mayor ventaja para competir por el alimento, ya que podían comer las hojas de los árboles en ramas que se encontraban a diferentes alturas.
    4. Las jirafas de cuello corto, además de nacer en menor número, se encontraban en desventaja para obtener alimento y, por lo tanto, terminaron extinguiéndose.

    La teoría de Lamarck carece de aceptación en la actualidad, porque se comprobó que las características adquiridas por individuo durante su vida (por ejemplo, el recorte de la cola de un perro) no se transmiten a los descendientes. La teoría de Darwin es la que tiene vigencia en la actualidad: se la conoce como teoría de la evolución de las especies mediante la selección natural.

    Gracias

    Marcada como correcta

¿Todavía tienes más preguntas?